Recuperando tu cuerpo, Las madres toman el control.

El embarazo, el parto y la lactancia son experiencias maravillosas para  muchas mujeres. A pesar de que el placer de sus nuevos roles como madres, hay algunos cambios notables  en el cuerpo que no son tan agradables. Durante el embarazo y la lactancia, los senos y estiramiento del abdomen, causan que la piel pierda elasticidad. Además, puede haber también áreas específicas de depósitos de grasa que son resistentes a ejercicio y dieta.

Las mujeres que han agotado los medios naturales de la pérdida de peso a menudo recurren a la cirugía plástica cosmética para alcanzar sus objetivos deseados. Típicamente, los pacientes optan por someterse a una combinación de procedimientos con el fin de recuperar su forma antes del embarazo. Los procedimientos más frecuentemente combinados incluyen la cirugía de levantamiento de senos (con aumento), la liposucción y cirugía estética de abdomen. Algunos pacientes también pueden optar por someterse a un rejuvenecimiento vaginal. Estos procedimientos pueden ayudar a restaurar los pechos a una forma más juvenil, mejoran el contorno de la cintura y lo más importante te ayuda a recuperar el cuerpo perdido por la maternidad.

Si este es tu caso únete a las mamis que toman el control y vive la maternidad sin frustraciones con tu cuerpo, busca un cirujano plástico calificado, el te asesorara.