El labio leporino y paladar hendido

El labio leporino y paladar hendido son defectos congénitos que afectan el labio superior y el techo de la boca. Ocurren cuando el tejido que forma el techo de la boca y del labio superior no se unen antes del nacimiento. El problema puede ir desde una pequeña hendidura en el labio hasta una ranura que se encuentra con el techo de la boca y la nariz. Esto puede afectar la forma en la cara del niño se ve. También puede llevar a problemas al comer, hablar e infecciones del oído.

Su incidencia varia de acuerdo a la raza, en nuestro medio (Sudamérica)la incidencia es de 1 en 800 nacidos vivos, en China de 1 en 600 nacidos vivos, en Africa de 1 en 1200 nacidos vivos y en los países de Europa del Norte es de 1 en 1000 nacidos vivos. No se sabe exactamente que es lo que lo causa, se dice que su etiología (causa) es multifactorial, es decir influyen muchos aspectos como genéticos, nutricionales, ambientales, y exposición a agentes químicos o físicos. Se puede dar como malformación única o acompañando otras malformaciones.

Generalmente, el tratamiento es la cirugía para cerrar el labio y el paladar. Los médicos suelen hacer esta cirugía en varias etapas. Por lo general, la primera cirugía es durante el primer año del bebé. Con tratamiento, la mayoría de los niños con labio leporino o paladar hendido obtienen una reconstrucción funciona y estética, permitiéndoles llevar una vida normal.